PROBLEMAS POR LAS TERMITAS DE LA MADERA » Una plaga

Cuando se descubre la presencia de un enjambre o plaga de termitas, hay que pensar que nada está a salvo. Son muy escasos los materiales ajenos a la presencia de la celulosa. Las cortinas, las alfombras, papeles y cartones, son pasto de la voracidad de estos insectos. Ni que hablar de las maderas, estas son su principal fuente de alimento. Muebles, puertas, ventanas, vigas, marcos, todo está expuesto al ataque de las termitas de la madera. Tienes que frenar su propagación.

Las termitas de la madera

La mayor parte de de estos insectos se desarrolla en regiones de clima tropical o subtropical. Sin embargo, algunas especies (y existen más de 2000) han podido establecerse en áreas de clima templado. Tienen la curiosa habilidad de construir sus termiteros (colonias) con una altura de hasta cinco metros. Es como decir que equivalentemente, los seres humanos construyesen edificaciones de dos mil metros de elevación.

Estos insectos, como cualquier otro animal, cuando se aposentan en un espacio, sólo pretenden preservar su existencia. Se introducen en los hogares por cualquier lugar (o vía) que les ofrezca accesibilidad. Particularmente la madera expuesta al aire libre o en contacto con el suelo, es una tentación para ellas. Estos insectos, a veces alados, viven en colonias enormes que pueden albergar hasta tres millones de individuos. Su apetito por la madera es inclemente.

termitas de la madera eliminar

Pertenecen a la familia de los isópteros, es decir insectos que poseen dos pares iguales de alas. Su sociedad está rigurosamente organizada en relación con las funciones que cada clase de termita debe cumplir. Como ya comentamos, estos insectos tienen una dieta basada en la madera y en cualquier derivado de la celulosa. Además, pueden a llegar a devorar cualquier planta que tengamos en casa. Por todo esto, es muy importante su definitiva eliminación.

Las termitas de la madera seca

Existen dos tipos de termitas según donde construyan sus termiteros: las termitas de madera y las termitas subterráneas. Las primeras viven en espacios en donde haya un alto nivel de humedad. Obtienen la cantidad de agua que necesitan absorbiéndola de la madera en donde se asientan. Viven, específicamente, dentro de la madera que suelen atacar. El tamaño de las colonias de estas termitas, es muchísimo más reducido que el de los termiteros subterráneos.

Las termitas de madera seca, suelen alimentarse tanto de maderas duras como de maderas blandas. Se dedican a esta actividad especialmente en los períodos de primavera y verano. Por esta razón, las galerías o túneles que construyen dentro de la madera son muy diferentes a las galerías que fabrican las termitas subterráneas.

Termitas subterráneas

Esta especie de termitas, las subterráneas, son la variedad más común que puedes encontrar en cualquier edificación. En contraste con las termitas de madera seca, estas solo se alimentan de la madera más blanda. Tiene el hábito de excavar sus corredores de madera en toda la extensión del subsuelo donde se alojan.

Diferencias entre los dos tipos de termitas

termitas de la madera precauciones

En términos generales, tanto las termitas de madera seca como las subterráneas se asemejan bastante. Las dos especies suelen ser de una coloración blancuzca y marrón. Eventualmente, adoptan un aspecto transparente o translúcido. No obstante, si hay un detalle (o característica) por el que se las diferencia, ese es su tamaño. Las termitas subterráneas son, generalmente, más pequeñas que las de la madera seca. Estas, llegan a ser más alargadas que sus parientes.

Problemas que estas termitas generan

La actividad de las termitas se mide, esencialmente, por los problemas y el daño que causan. En función de la voracidad que evidencian al alimentarse, las termitas son consideradas como una verdadera plaga. Los daños que ocasionan en las edificaciones terminan siendo onerosos para sus propietarios. Su potencial de daños está asociado al contenido de celulosa que contengan los materiales de fabricación de los hogares.

En la medida que estos materiales sean abundantes, la actuación de las termitas puede causar la destrucción de la propiedad. La gravedad que entraña esta posibilidad, obliga a tomas todas las medidas necesarias para eliminar este creciente peligro. Es imprescindible que detengas la proliferación y propagación de la colonia de termitas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…