ÁCIDO BÓRICO CONTRA LAS TERMITAS » Cómo utilizarlo

Las termitas son unos insectos sumamente laboriosos, tienen la apariencia de un gusano con una coloración blancuzca. También son conocidos como polillas, comejenes, térmites, etc. A veces, también se les llama hormigas blancas, por su semejanza con esta clase de hormigas. Son unos insectos que se alimentan de todo material que contenga celulosa, vale decir, principalmente de la madera. Por esto, son capaces de provocar serios daños en las estructuras de las edificaciones. Para eliminarlas, puedes usar múltiples agentes, incluso, el ácido bórico.

¿Cómo son las termitas?

Las termitas son insectos de carácter social que se congregan en colonias llamadas termiteros. Estos insectos, a pesar de ser dañinos en un entorno urbano, son útiles a la naturaleza y el medio ambiente. Ayudan a descomponer diversos tipos de materia orgánica, y preservan la porosidad y los nutrientes de la tierra. Las termitas, se convierte en un problema cuando invaden nuestros hogares penetrando sus estructuras y cimientos.

Estos animales se juntan en un número increíble y tienen una gran capacidad reproductora. Construyen nidos (termiteros) de gran tamaño donde viven y se reproducen. Estas características las convierten, fácilmente, en una plaga para cualquier poblado. Desde esta condición, tienen una significación económica negativa, pueden ocasionar destrozos en la madera, el papel y el cartón. Pueden dañar obras de arte y muchos productos almacenados.

ácido bórico termitas

También son un problema cuando provocan daños en espacios naturales. Dañan cultivos, ambientes forestales y sus árboles, más allá de los que ocasionan en el área de las ciudades, en los espacios urbanos. Por esto, necesitas conocer modos de frenar su propagación y con esto, aminorar o eliminar los daños que una plaga de termitas puede oacionar.

Cómo usar el ácido bórico para frenar a las termitas

Puede ser el caso de que no dispongas de productos químicos industriales para eliminar insectos. O bien puede ser que no tengas interés en emplearlos por razones de carácter ambiental. En un caso tal, puedes acudir a remedios caseros que tú puedes preparar sin complicaciones, y que sirven al mismo fin. El ácido bórico es un recurso que tienes, muy fácilmente, al alcance de tus manos.

El ácido bórico

Este ácido es un producto químico en forma de polvo, es de color blanco y sabemos, que te va a ser de mucha utilidad para controlar y eliminar las termitas tanto como a otros insectos que suelen invadir y hacer su vida en todos los hogares: las cucarachas y las hormigas. Por su base mineral y sus características, es una sustancia inapreciable para crear el insecticida que necesitas para deshacerte de las termitas.

En primer lugar, debes adquirir el tipo de ácido bórico que vas a necesitar. Puedes encontrarlo en algún supermercado o en tiendas especializadas en asuntos de jardinería. No confundas este producto con el ácido bórico medicinal, el que necesitas para hacer tu insecticida, tiene componentes diferentes y en proporciones igualmente distintas. Tiene la cualidad de atraer diversos tipos de insectos y por esto, se convierte en un efectivo insecticida.

Preparación de la mezcla

ácido bórico plagas

Tres son los ingredientes que necesitas para hacer tu insecticida casero de ácido bórico: el ácido, azúcar y leche. Debes mezclarlos en un envase del siguiente modo: una cucharada pequeña del ácido con una cucharada regular de azúcar y otra de la leche. Debes remover muy bien estos tres elementos hasta que aglutinen y formen una masa uniforme.

Luego de conformada la masa, viértela en muchas tapas de frascos o botellas. Rellena estas tapas hasta la mitad y ubícalas en lugares estratégicos. Con esto queremos decir, en aquellos lugares por donde has percibido que circulan o viven las termitas. Con dosis de este tamaño será más que suficiente para comenzar a exterminar las colonias de estos insectos. Después de alimentarse de la mezcla, no podrán ingerir ningún otro alimento y morirán de inanición.

Debes tomar algunas precauciones

Debes procurar impedir que niños pequeños o animales puedan hacerse de las tapas con el veneno, si llegasen a ingerirlas de alguna manera, pudieran padecer una intoxicación que pudiera ser severa. Esta mezcla atraerá a las termitas y las aniquilará tarde o temprano. Sin embargo, no basta emplear este remedio solo una vez. Es recomendable recargar periódicamente las tapas a lo largo de varias semanas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…